Agenda


Hoy, Lunes 26 de Octubre

ver día completo

Separador

01-06-2014 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

Música sin fronteras

Desde Cuba llegaron cantando. Xóchitl Galán y Fito Hernández, el Dúo Karma, visitaron por primera vez Argentina en el año 2010, acompañando a la talentosa Rita del Prado. Y desde entonces, vuelven cada vez que pueden. Entre La Habana y Buenos Aires, estos músicos componen, cantan y juegan con un repertorio que se propone borrar las fronteras entre la música para niños y para adultos. Y este año celebran 15 años de camino musicante.

Comentar

por Fernanda Martell

 

Músicos habaneros, Xóchitl Galán y Fito Hernández se enamoraron de la Argentina, casi con la misma naturalidad con la que el público argentino se enamoró de la música del Dúo Karma. Los conocimos en 2010, con la edición local de En guarandinga por toda Cuba, el disco de música para niños que grabaron junto a Rita del Prado. En 2012 volvieron en el marco de una extensa gira que los llevó por todo el país, presentando su disco para adultos Mundo sonajero. En el camino, compusieron y grabaron ¡Vámonos de viaje!, otro precioso trabajo, que acaba de recibir el Premio CUBADISCO al Mejor Disco de Música para Niños. Entre idas y vueltas a La Habana, a Colombia y al interior del país, Xóchitl y Fito están, podría decirse, instalados en Buenos Aires desde hace dos años. Y una tarde de otoño -mate y torta de chocolate de por medio- abrieron las puertas de su casa a Revista Planetario. Con toda la calidez que, aseguran, comparten los pueblos argentino y cubano.

El Dúo Karma nació hace 15 años en la ciudad de La Habana, “con la idea de mantener de base la música cubana, fusionándola con toda la música que nos estremecía de todo el mundo”, cuenta Xóchitl. Especialmente, el folklore latinoamericano. “Esa sinceridad, esa honestidad de las expresiones más raigales es lo que uno siente que está palpitando y va directo al corazón. Es por eso que nos llamó la atención siempre esa sonoridad, ese tipo de verso, donde la belleza y la sabiduría popular están a flor de piel. Y para poder contagiar un poquito de eso a quien nos escucha, tratamos de preservar esas influencias”.

Hay artistas que se definen por hacer música para adultos. Otros, se dedican exclusivamente a la música para niños. El Dúo Karma transita ambos repertorios con absoluta naturalidad. ¿Qué fue primero para ustedes?

Fito Hernández: Primero componíamos canciones para adultos, pero en seguida comenzamos también a hacer canciones para niños. Hoy son dos caminos que fluyen a la par, sin pensar en dividirlos.

Xóchitl Galán: Y que cada vez más se van convirtiendo en un único camino. Ya hace tiempo que tratamos de desdibujar esa frontera que intenta dividir esos repertorios. ¿Qué es para todo público? En realidad, la música es para ser disfrutada por todas las edades. Que hay niveles de comprensión diferentes está claro, pero siempre va a haber algo que le sirva a unos y a otros. No es lo mismo lo que se comprende con 3 años que con 30 y, sin embargo, una misma música puede ser interesante para ambas edades.

Fito: Una de las cosas que nos sorprendió en este sentido fue con el disco Mundo sonajero. En Cuba le decimos sonajero a lo que para ustedes sería un ‘llamador de ángeles’, mientras que aquí es lo que en Cuba llamamos la ‘maruga’ para bebés. El disco lo hicimos pensando en los adultos pero cuando llegamos acá nos dimos cuenta que había personas que lo habían escuchado… ¡con sus bebés! Es lo que decía Xóchitl, la música puede ser interpretada por todas las edades.

Se ven el mismo compromiso, la misma dedicación artística, poética, sonora en lo que hacen para niños y lo que hacen para adultos.

Xóchitl: Siempre hemos pensado que la música es una misma cosa. Por más que haya temas que sean más para jugar y otros para reflexionar, deben ser tratados con el mismo rigor. Eso es algo que defenderemos siempre. Los recursos musicales están en la misma cajita cuando vamos a buscarlos para uno u otro público, la poesía que nos gusta –tanto para niños como para adultos- es la misma. Hacer música para niños es la posibilidad de dar un poco de poesía, un poco de belleza, que tanto se dice que está faltando, ¿no? Para nosotros es un privilegio poder hacer canciones para niños.

Fito: Queremos lograr que una canción sea vehículo para la fantasía, para ciertos valores humanos, para ser mejores personas.

Xóchitl: Y si lo logramos, que le sirva a los niños y a las familias también. Porque las canciones, cuando están hechas para público infantil, están hechas para sus familias, para un momento de disfrute, de compartir entre todos. Y si uno logra aunque sea una gotita de bienestar y de felicidad, si eso sirve para cuando crezca ese niño, bueno… ese es el regalo más grande de la vida que podemos tener como músicos.

¿En qué momento de la composición se define si una canción va a ser para niños o para adultos? ¿Cómo es ese proceso creativo?

Xóchitl: Primero viene una imagen. O una melodía. O un olor. O un color. Y eso desata todo un ovillo, que es la canción misma. Ese es uno de los momentos más disfrutables que hay en el mundo para nosotros. Es sentarnos y empezar a cocinar eso que va a ser un tema para jugar, para reflexionar o para bailar. A veces se puede saber de antemano y a veces lo descubrimos por el camino…  y nos gusta que nos sorprenda.

En guarandinga por toda Cuba fue el primer disco que grabaron para niños, junto a la talentosa Rita del Prado. ¿Cómo surgió ese encuentro y ese proyecto?

Fito: Conocimos a Rita del Prado en el 2002, en un concierto conjunto en el Museo de Bellas Artes. Nosotros admirábamos la obra de Rita y ella ni sabía de nuestra existencia (ríen). Y conversando, haciendo los arreglos de las canciones para el concierto, nos dimos cuenta que teníamos mucho que ver. Con Rita siempre hubo ida y vuelta; aunque nosotros fuéramos los pequeños y ella la experimentada, nos trataba con mucho respeto. Eso hizo que la amistad se solidificara y que quisiéramos hacer nuevos proyectos juntos. Así surge En guarandinga…, con la idea de hacer música cubana, ir a la raíz.

Xóchitl: La idea era hacer una investigación extensa sobre los géneros cubanos, revitalizar algunas cosas que quizás estuviesen en desuso, buscar en la tradición oral cosas que son simpáticas y que son de nuestra cultura y que teníamos ganas de que estuviesen, que no podían faltar. De esa investigación, de leer muchísimo, de escuchar cómo hablan los cubanos de distintos lugares, salió la sonoridad que tiene el proyecto en general. De 2006 a 2008 fueron dos años de investigación. Y ahí nos lanzamos a la odisea de grabar, por primera vez los tres juntos, con producción independiente, y a soñar: todo lo que quisimos que esté en el disco, está. Fue un proceso que nos implicó mucho a los tres, del que salió En guarandinga..., que nos tiene muy satisfechos y muy felices.

Con ese disco cruzaron el continente y desembarcaron en Argentina... ¿cómo fue el encuentro con este nuevo público?

Xóchitl: Primero llegamos como Dúo Karma en 2010, en una gira de 3 meses por muchísimas ciudades argentinas: Córdoba, La Plata, Santiago del Estero, Salta, ¡hasta Tilcara llegamos! Y casualmente, por estas cosas que tiene el universo, Rita también venía por la Feria del Libro de Córdoba y se dio la posibilidad de que licenciáramos En guarandinga… en Argentina con Gobi Music. Nosotros nos fuimos a Cuba, Rita también, y en aquél momento no nos presentamos porque cada uno ya tenía compromisos acordados. Y resulta que, cuando decidimos volver en 2012, nos dimos la sorpresa de la vida… porque había mucha gente que se sabía las canciones. Eso fue una experiencia increíble. En Cuba había tenido cierta resonancia porque es un canto a nuestra propia cultura, hay una empatía directa con el público, pero no sabíamos que iba a pasar lo mismo aquí en Argentina. En Colombia, en Brasil, en México y en España sentíamos que era bien recibida, pero el disco no se quedó en esos lugares, se quedó acá, y podemos decir que hay un público “guarandinguero" en Argentina. Y eso es maravilloso.

En 2012 se quedaron de gira en Argentina presentando Mundo Sonajero y, en medio de esa vorágine, surge un nuevo disco: ¡Vámonos de viaje! ¿Cómo fue que, luego de trabajar tan duro con sus discos anteriores, nacieron estas canciones en medio del camino?

Xóchitl: Nos contactaron desde el Festival para Gente Chica y nos propusieron hacer un espectáculo nuevo, con canciones que no fueran de En guarandinga…, lo que significaba componer durante el viaje. Nos pareció un reto tremendo y así es como empiezan a nacer las canciones de ¡Vámonos de viaje!: viajando, conociendo gente, emocionándonos mucho en cada lugar. Eso hizo que las canciones tengan ese espíritu aventurero, contagioso. Teníamos ganas de contagiar a la gente con esas emociones que estábamos viviendo. Y en marzo de 2013, cuando se suponía que teníamos que estar de regreso en La Habana, nos pusimos a grabar el disco.

¿Por qué decidieron grabarlo acá en Argentina y no en Cuba?

Xóchitl: Las canciones nacieron acá, ya habíamos estado girando unos cuantos meses con ellas… era el momento de grabarlas. Tuvimos la satisfacción tremenda de contar con músicos tan talentosos, como Mario Gusso, Eliana Liuni, Susana Ratcliff, Martín Telechanski (quien además lo grabó), Yusa, y también un coro de niños, con el aporte de Mariana Baggio y Valeria Donati. Así se cocinó ¡Vámonos de viaje!

¿Qué nuevos proyectos tienen en marcha?

Xóchitl: Estamos componiendo un repertorio que nos tiene muy entusiasmados porque es toda una investigación alrededor de las rítmicas cubanas aplicadas a los juegos corporales. Todavía estamos en pañales, pero muy ilusionados.

¿Cómo se ve hoy, con 15 años de trayectoria, el Dúo Karma?

Xóchitl: En el principio del camino. Con una felicidad tan grande de saber que no erramos en dedicarnos a la música. ¡Hay tanto que uno puede compartir! Puedes transmitir una emoción, lo que piensas, lo que quieres… De las cosas que nos gustan de hacer música, el hecho de que haya siempre algo que nos sorprenda, de que haya siempre algo que aprender, eso es lo más fascinante.

Fito: Yo siento que somos gente con suerte, de habernos encontrado con Rita (del Prado), de haber podido tocar con Silvio (Rodríguez), de haber conocido a tantos hacedores de gran música acá en la Argentina y en otras partes y que nos hayan abierto sus puertas. Eso nos enriquece mucho y nos da muchas ganas de seguir.

 


 

CANCIONES VIAJERAS
Grabado en Argentina y presentado a fines de 2013, ¡Vámonos de viaje! es el trabajo más reciente del Dúo Karma, en el que comparten toda la alegría y el ritmo de la música cubana. En las presentaciones en vivo de este disco, despliegan una propuesta lúdica a la que espontáneamente se suma el público de todas las edades.

Durante junio y julio, lo estarán presentando en diferentes salas de la ciudad y alrededores.

- Sáb. 07/06 17:30 hs. en Galpón de la Grieta (Calle 18 y 71, La Plata), $ 80.
- Dom. 08/06 16:30 hs. en Sala Mediterránea (Tucumán 3378, CABA), $ 80.
- Sáb. 26/07 16 hs. en Teatro de la Media Legua (Aristóbulo del Valle 185, Martínez), $ 100.

Información sobre nuevas funciones en: www.facebook.com/DuoKarmaMundoSonajero

 


 

PLANETA KARMA 
De chica, Xóchitl Galán quería ser bióloga marina. Y Fito Hernández soñaba con ser cosmonauta. En La Habana, su ciudad natal, ella había estudiado piano y él había tomado clases de guitarra. Pero la música apareció como destino y como proyecto de vida por casualidad, cuando en el ’96 fueron convocados a formar parte del grupo Ópalo, que fusionaba flamenco con temas latinoamericanos. Allí comenzó su formación y su carrera profesional. En el año ’99, de “la necesidad de decir otras cosas, de plantearnos la música desde otros lugares, de ensayar otras fusiones”, nace el Dúo Karma. Desde entonces, grabaron cuatro discos: Voz de las aguas (2004), En guarandinga por toda Cuba (2010, junto a Rita del Prado. Gran Premio CUBADISCO), Mundo sonajero (2012) y ¡Vámonos de viaje! (2013, recientemente ganador del Premio CUBADISCO al Mejor álbum de música para niños). Se presentaron en distintos escenarios de Cuba, Brasil, Colombia, Venezuela, España, México y Argentina. Fueron invitados por Silvio Rodríguez a abrir sus conciertos en el Luna Park en noviembre de 2012. También compartieron escenario con Teresita Fernández, Rita del Prado, Sara González, Yusa, Pancho Amat, los argentinos Liliana Herrero, Pedro Rossi, Luis Gurevich, Juan Quintero, Luna Monti, Luis Pescetti, Magdalena Fleitas, Mariana Baggio y Los Musiqueros, el uruguayo Alejandro Balbis, la colombiana Claudia Gaviria y los brasileños del dúo Rodapiâo, entre otros.

Más información: http://karmamundosonajero.jimdo.com/

 

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador

Notas relacionadas:

2009-10-01 | Música

Música en las alturas

2004-10-01 | Música

Con tonada cordobesa

2013-03-18 | Música

Topa se mueve, con nuevo disco

Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados