Agenda


Hoy, Lunes 23 de Noviembre

ver día completo

Separador

01-11-2007 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

Escenas de la vida real

El abuso sexual infantil es una problemática de difícil abordaje. Con la convicción de que se trata de algo de lo cuál debe hablarse, un actor y director teatral creó en Suecia un taller donde a través del teatro se ofrecen herramientas para la prevención de este flagelo. Planetario conversó con Robert y Samuel Sjöblom, creador y continuador de esta propuesta.

Comentar

Por Marisa Rojas

 

¿En qué consiste el proyecto Teatro-Taller “Se trata de Sentimientos”?

Robert: Es un taller que utiliza herramientas propias de lo teatral –la dramatización de situaciones a través de actores- para favorecer la autoestima, el respeto por uno mismo y por los otros, y la integridad corporal de niños y adolescentes. A partir de escenas teatrales se presentan diálogos didácticos para la preparación de los niños ante situaciones difíciles como el abuso sexual infantil. Es, ante todo, un método preventivo.

¿Cuál es el motivo por el que surge, y cuándo cobra forma, esta propuesta?

Robert: A comienzos de los años ‘90 hubo en Suecia una cantidad importante de casos de abuso sexual infantil y entonces, mi esposa y yo, que teníamos dos niñas en edad escolar, decidimos buscar una forma para hablar de esto con los chicos porque notamos que no había un método para abordar el tema. Ella es doctora y trabaja con problemáticas infanto-juveniles y yo, como actor y director teatral, pensamos en desarrollar una herramienta que sea clara y que al mismo tiempo no infunda miedo, por eso optamos por esta combinación de pedagogía y teatro. Lo primero que hicimos fue entrevistar a jóvenes y adultos que habían sufrido diferentes abusos y escribimos a partir de sus relatos escenas en las que, no mostramos abuso, pero sí presentamos situaciones para pensar el tema. Se trata de dramatizaciones que actúan como disparadores para reflexionar sobre el respeto, entre niños y entre niños y adultos, la autoestima y el saber, y poder, decir no. Esto porque en las entrevistas previas también hablamos con abusadores, porque necesitábamos saber cómo piensan ellos, y descubrimos que estas personas eligen niños con baja autoestima, niños que tienen dificultades para decir no y por eso sabemos que es importante poder ayudar a los pequeños con esto.

Considerando que se trata de un tema no sólo complejo sino tabú, porque además involucra otra de esas cuestiones de las que aún falta mucho por decir como es la sexualidad de y en los niños, ¿de qué modo se desarrollan estos talleres en las escuelas?

Robert: Hemos trabajado con este proyecto durante quince años por lo que la forma del taller ha ido armándose y modificándose en el tiempo a partir de lo que encontramos en la platea entre los niños, en sus devoluciones, y porque cada vez sabemos más cómo funciona el tema. Mi hijo Samuel es quien coordina esta evolución del taller.

Samuel: “Se trata de sentimientos” es un taller pensado para la participación, es una propuesta dinámica. Por un lado están las escenas que a medida que avanza el taller se hacen cada vez más complejas, agregamos nuevos elementos en cada una, y los chicos deben ayudar a los personajes a defenderse o a tomar decisiones o a pensar cómo seguir según cada caso. Porque por otro lado la idea es ir discutiendo con los chicos en el momento qué es lo que está sucediendo. Trabajamos utilizando un lenguaje común y mostrando situaciones de la vida diaria, escenas cotidianas. Hablamos de distintos tipos de sentimientos, ‘sentimientos SI’ y ‘sentimientos NO’ para diferenciar cuándo los derechos, la integridad de los niños, es vulnerada, y qué dice la voz interior de cada uno sobre eso. Entre escena y escena hay una interlocutora que lleva adelante el taller y va guiando a los chicos en sus participaciones, porque las escenas no son cerradas para que, precisamente, los niños al pensar puedan decidir ellos mismos cómo seguir.

La discusión acerca de la posibilidad y/o el deber del teatro, así como de la literatura infanto-juvenil, de hablar de ciertos temas ‘difíciles’ es una cuestión siempre vigente y no cerrada. ¿Por qué entonces precisamente el teatro como herramienta para la prevención del abuso sexual infantil?

Robert: Bueno, yo opté por el teatro como forma de presentar y trabajar esta problemática, primero porque soy actor, porque es lo que conozco. Pero ciertamente, yo creo que el teatro permite acercarse a este tema de una manera muy fácil. Sé que se puede escribir o hablar sobre esto pero a través de las escenas en vivo y si se cuenta con muy buenos actores es obvio cómo puede hablarse de esto a partir de la ficción.

Samuel: Es que la ficción abre un espacio y permite llegar más allá, llegar a los sentimientos, a la semilla de cada uno, al fondo de todo, de una manera más rápida también. Por ejemplo, hay escenas donde los niños se ríen, y bastante. Y notamos que eso sucede porque el hecho de no haber podido hablar del tema antes tensiona hasta que encuentran, a través de la ficción, un espacio donde se ven reflejados y se distienden y aflojan. Además, el que sea una ficción, en vivo y en directo, cosa que sólo permite el teatro, porque no podría hacerse esto con un video o a través de un film, ofrece algunas herramientas muy buenas para la modalidad del taller. En un momento utilizamos un control remoto simbólico y ‘retrocedemos’ las escenas para pensarlas, analizar lo que sucede y hasta cambiar su desarrollo de acuerdo a las propuestas de los mismos niños. Quiero aclarar que los chicos pasan de la tensión a la risa y a la reflexión, pasan por todas las emociones que despierta una escena teatral, pero no quedan angustiados.


La experiencia argentina

El proyecto Teatro-Taller “Se trata de sentimientos” ha realizado más de 400 funciones en Suecia y otros países de la región escandinava, donde un video y un libro acompañan la propuesta incluso con ejercicios para realizar con niños pequeños –el taller está pensado para chicos de 9 a 13 años de edad- en las escuelas. En Argentina, se presentó por primera vez en ocasión del Festival ATINA 2006. Tras las buenas repercusiones obtenidas entonces, la Asociación de Teatristas Independientes para Niños y Adolescentes, con el apoyo de la Compañía Turteatern de Suecia, tomó a su cargo el desarrollo del proyecto en el país. En el mes de septiembre, y a modo de prueba piloto, se realizaron una serie de funciones en escuelas, comedores y servicios comunitarios de la localidad de Moreno, donde la Municipalidad acompaña la propuesta a través de la Subsecretaría de Protección Integral de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud. La intención es avanzar en el desarrollo y las presentaciones en escuelas de la Ciudad de Buenos Aires también.

Acerca de por qué ATINA decidió tomar a su cargo esta tarea, conversamos con la dramaturga y directora María Inés Falconi, miembro de la asociación. “Cuando Robert me contó del proyecto, a mí que desde el teatro me interesa incursionar en temas difíciles ya de por sí, me interesó mucho que justamente el teatro se utilizara para hablar de algo que al menos acá jamás se había tocado hasta el momento de tal modo. Ahí empezó todo el intercambio. Cuando vi el video me entusiasmé muchísimo más por la forma en que está tratada la cuestión. En el festival del 2006 hicimos una primera prueba y el resultado fue realmente maravilloso y a partir de ahí nos pusimos a pensar en el desarrollo de esto de una forma ya más continuada. Ahora estamos en ese camino. El proyecto piloto consiste en unas primeras veinte funciones a desarrollar hasta fin de año, esto con el apoyo de Suecia, después la idea es continuar este trabajo a través de organizaciones, organismos gubernamentales, instituciones locales”

¿Qué aspectos del taller han debido ajustarse, más allá de cuestiones formales como el lenguaje y las costumbres, en el pasaje de la realidad escandinava a la latinoamericana?

Una diferencia interesante que encontramos entre Suecia y Argentina es que mientras allí se considera muy importante que los chicos sepan que hay una ley que los protege, mientras ellos trabajan en su país concientizando a los niños a conocer y hacer valer sus derechos pero sabiéndose fundamentalmente protegidos por la ley, acá consideramos que no es bueno nombrar la ley, hablamos de derechos por un lado pero como algo desvinculado de la idea de ley. En Argentina no hay un imaginario que vincule ley a protección, esa es una diferencia interesante. Por otro lado, algo que viene pasando en las funciones que estamos haciendo acá es que da la sensación de que los chicos la tienen muy clara, de que no les estamos llevando nada nuevo, porque los chicos reconocen las situaciones, opinan con mucho sentido común, ahora, al mismo tiempo notamos que lo que reciben a partir de esta propuesta es el permiso para hablar del tema, del que no se habla de por sí y menos aún en un ámbito como la escuela. Y eso me parece que es muy importante.

Los talleres “Se trata de Sentimientos”, organizados por ATINA, están disponibles para instituciones educativas, comedores, fundaciones u otras asociaciones dedicadas a la infancia.
Por más info: 4784-9871, www.atinaonline.com.ar


Importante

En la Ciudad de Buenos Aires, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes brinda asistencia para consultas y/o denuncias vinculadas a problemáticas de la infancia y la adolescencia -como el abuso sexual-, a través de la Línea 102, una línea gratuita que funciona las 24 hs. del día, todos los días del año.
Por más info: 4331-3232 / 3297, www.infanciayderechos.gov.ar


Planeta Sjöblom

Robert Sjöblom es actor de teatro, televisión y cine suecos. Como director, ha tenido a su cargo producciones teatrales para adultos y jóvenes, principalmente en teatros, pero también en televisión. Actualmente, y desde hace cinco años, es el director artístico de la compañía de teatro para niños y adolescentes Turteatern. Samuel Sjöblom, hijo de Robert, acompaña a su padre en la coordinación y puesta en funcionamiento de los talleres en Suecia y para el resto del mundo.

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados