Agenda


Hoy, Viernes 23 de Octubre

ver día completo

Separador

01-06-2003 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

Al tun tun

Con un repertorio de autor, original en letra y música, y una gran variedad de ritmos Al tun tun se dirige fundamentalmente a los más chiquititos. Hace un año editaron en forma independiente su primer CD, "Musiquitas de colores", que viene acompañado por un juego interactivo para la computadora, un juego de mesa para compartir en familia y el títere de alguno de los personajes de las canciones.

Comentar

Por Ariel Saidón



¿Cómo surge la idea de formar Al tun tun?

Débora Azar: Yo tuve contacto con la música desde muy chica; en casa se escuchaban muchos discos y había un piano. Y de muy chica empecé a componer. Primero sin saberlo, jugando, hasta que a los 8 años empecé a estudiar con Pichona Sujatovich. Ella me incentivó mucho, me fue metiendo en el mundo de la creación. Después de esa etapa, abandoné. Aunque siempre seguí conectada a la música a través de la actividad coral y el canto. Por otro lado, la poesía fue algo que a mí siempre me llamó la atención. Y a partir de que tuve a mis niños, volví a escribir. Una vez que se acumularon un par de ideas y de canciones dije: bueno, ahora tengo que salir a buscar gente para que esto se pueda transmitir, que se haga material, música. Ahí fue que me encontré con Fernanda con quien concordamos muchísimo en la manera de ver y de trabajar la música para chicos.

Fernanda, en tu caso, ¿cómo se complementa el trabajo docente con ser parte de un grupo de música para chicos?

Fernanda Massa: Me encanta. Porque podemos probar previamente las canciones en el contacto directo con los chicos e ir modificando o agregando cosas en función de lo que los chicos devuelven. Por otro lado, estar en permanente contacto con los chicos, si bien yo no soy la que compongo las canciones, me muestra caminos, necesidades, gustos. En ese sentido es un aporte interesante estar atento a lo que los chicos van delineando todo el tiempo.

Débora: Pero la idea de Al tun tun no viene desde lo pedagógico. La composición no está puesta desde un punto de vista didáctico. Yo siempre le digo a Fernanda que una de las cosas que más nos enriquece cuando estamos trabajando es que vengamos de lugares diferentes. Porque ella me aporta un montón de cosas desde su experiencia docente y yo, desde mi lugar, tengo una mirada de niño a partir de conectarme con el propio niño interno, con el niño creador, no “contaminada” por lo didáctico. Son miradas diferentes.

¿Qué es lo que permite que tengan un público donde predominan los más chiquitos?

Fernanda: La temática de las canciones está orientada a los más chiquitos y la dinámica de la puesta en el escenario también, los títeres, los elementos visuales. Además el espectáculo no tiene una duración muy larga y eso hace que el chico pueda sostener la atención. Pero es algo que se fue delineando en la medida que empezamos a trabajar. Y cuando decimos chiquitos son chiquitos de verdad, en nuestro público abundan los nenes de un año y las mamás con cochecitos.

¿De dónde surge la necesidad de crear un disco-objeto?

Débora: Una de las cosas que nos pasaba era que nosotros, de alguna manera sentíamos que las canciones tenían vida propia más allá del escenario. Y queríamos que eso también estuviera en el disco, que el chico pudiera seguir jugando con el material más allá del momento de la escucha, que pudiera interactuar con las canciones ya sea mediante un juego o pintando los personajes, como una forma de apropiárselas.

¿Qué es lo que caracteriza a Al tun tun desde el punto de vista del repertorio?

Débora: Una de las ideas fuertes de Al tun tun es generar espectáculos con contenido propio, inédito y original. Hasta ahora no nos interesó trabajar con temas del cancionero tradicional. Y tenemos ganas de seguir por este camino, a pesar de que la llegada al público es más difícil.

Fernanda: De esa manera vamos adquiriendo nuestra propia identidad. Las canciones inéditas, la idea de que cada canción tenga un juego, todo apunta a que Al tun tun tenga una identidad, que no se confunda con otra cosa.

¿Cómo se podría definir una presentación de Al tun tun? ¿Cómo un concierto, cómo un espectáculo musical?

Fernanda: Concierto seguro que no es. De espectáculo creo que estamos un poco más cerca. De todas maneras, estamos pensando en convocar a un puestista que nos ayude a redondear nuestra idea del espectáculo. Hasta ahora lo vinimos haciendo intuitivamente, aunque en algún momento Miguel Rur nos ayudó un poco a reordenarnos.

El año pasado fueron seleccionados para Incuba, un concurso de la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno porteño, ¿por qué un grupo de artistas participa en un concurso para empresas?

Débora: Es un concurso que estableció el Gobierno de la Ciudad para incubar empresas que tengan que ver con la industria cultural y el diseño. Lo que hacen es ayudarte a pensar tu quehacer y a funcionar más como una empresa y no al tun tun (risas). Poder proyectarte como empresa, cuál es la perspectiva de trabajo, cuáles son las urgencias. A nosotros nos ayudó a planificar mejor las cosas.

Pero los objetivos de una empresa son distintos de los de un grupo de artistas.

Débora: No tanto. El espíritu de un grupo artístico tiene que ser claro. Y el espíritu de una empresa también. Si el objetivo de una empresa es sólo ganar dinero, sin principios y sin importar los medios, a la larga la empresa se muere.

El objetivo de una empresa puede ser el de generar contenidos para chicos de la más alta calidad. Y a su vez que eso se pueda sostener económicamente, justamente para que se pueda permanecer en el tiempo y seguir creciendo.

Fernanda: La idea es que no nos formamos como empresa para ganar plata sino para planificar el trabajo, mantener la calidad y seguir creciendo.

¿Qué características piensan que tiene que tener la música para chicos?

Débora: Básicamente que sea bella. Y una condición sine qua non es que tenga contenidos. Si mirás bien, cualquiera de las letras de Al tun tun son una poesía en sí misma. Porque sino no se sostienen a lo largo del tiempo, son modas. Si vos transmitís un contenido que concuerda con esa forma que adquiere, me parece que ahí está la clave.

¿Y qué cosas pueden no ser adecuadas para ellos?

Débora: El mundo en el que vivimos no es adecuado. Pero mi sensación es que tenemos que transmitirles un mundo más bello. Si vos generás seres sensibles, seguramente van a poder construir su mundo, aunque sea el pequeño mundo que los rodea, de una manera menos agresiva.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados