Agenda


Hoy, Domingo 20 de Octubre

ver día completo

Separador

01-03-2008 |

Cultura - Madres y Padres

Todas las voces todas

Un coro de niños. Un grupo de músicos que lleva el arte a todos lados. Una organización escocesa que fomenta la integración cultural. Una Fundación que trabaja por el bienestar de las familias. Y la comunidad de Colonia Urquiza, una localidad rural ubicada en las cercanías de La Plata. Entre todos ellos hay un encuentro, un trabajo común, un mismo objetivo.

Comentar

Por Fernanda Martell

 

Hay quienes sostienen que las casualidades, al igual que las brujas, no existen (“pero que las hay, las hay” afirmarán otros). La casualidad sería una manera simple de explicar el apuro de dos escoceses, Christopher MacLullich y BJ Stewart -demorados por el tránsito porteño de una mañana de miércoles- por llegar al Conservatorio Superior de Música de la ciudad de Buenos Aires para presenciar un ensayo muy especial.

Allí, entre los sonidos habituales de flautas y violines, podían oírse unas voces inesperadas. Se trataba de un coro conformado por veintitrés niños del barrio Colonia Urquiza, ubicado en las cercanías de la ciudad de La Plata. Cantaban con entusiasmo y los acompañaba la Orquesta Escuela del Conservatorio, bajo la dirección de Edgar Ferrer.

Era el último ensayo antes de las dos presentaciones que tenían preparadas para concluir una etapa de mucho trabajo. Una, en la ciudad de Buenos Aires, en el auditorio del Conservatorio de Música y la otra, la más esperada por todos, en la Catedral de La Plata.

Una combinación un poco extraña, sí. Entonces, ¿nos animamos a hablar de casualidades? “La casualidad no une a las personas, las organizaciones o las comunidades. Lo que las une es un espíritu rector, una mirada frente al otro, que trasciende las actividades y se fundamenta en la misión, en lo que apostamos y en lo que creemos”, señalan desde la Fundación Emmanuel de Colonia Urquiza.

Lo que une, entonces, a todas estas personas en un mismo lugar es el Proyecto Puentes-Emmanuel, cuyos objetivos son la música como experiencia estética, la integración cultural y, por supuesto, el desarrollo de los niños.


Los artífices

La Fundación Emmanuel lleva años trabajando en Colonia Urquiza, en la promoción del acogimiento familiar, el acompañamiento frente a las dificultades y el fortalecimiento de los lazos familiares a través de acciones comunitarias.

Este trabajo permanente con la comunidad tomó en 2007 un giro tan inesperado como gratificante. Desde Escocia, Christopher MacLullich se contactó con ellos con el fin de armar un proyecto en el que la música fuera la protagonista.

MacLullich pertenece a la Fundación Martyn Bennett Trust, creada por los familiares y amigos del músico y compositor escocés luego de su muerte. Esta fundación retoma los valores que guiaron la vida de Bennett, para quien la música era una oportunidad de comunicación entre las personas en una sociedad fragmentada, que ha perdido el contacto con sus propias tradiciones así como también con las de otras culturas. Bajo estas premisas, la Fundación apoya financieramente proyectos educativo-musicales que permitan la integración de sus protagonistas en la sociedad y la revalorización de las tradiciones culturales, propias y ajenas.

El contacto Colonia Urquiza-Escocia fue, entonces, el primer paso. El Proyecto Puentes-Emmanuel terminó de tomar forma con el encuentro de MacLullich con el maestro Edgar Ferrer.

Ferrer llevaba adelante el Proyecto Puentes desde el 2001. En plena crisis, descubrió la importancia del rol social que le correspondía como artista. “Los músicos, la gente de arte, cumplimos con una función social, de la que a veces no nos damos cuenta, y que es tender puentes. Puentes de trabajo que tienen que ser construidos con dignidad para todas las partes”, explica.

Inmediatamente, “surgió la idea de formar un coro con los chicos del barrio, porque trabajar a partir de las voces es más sencillo que a partir de un instrumento” explica Agustín Mascazzini, miembro de la Fundación Emmanuel quien junto a Matías Bulgarelli decidieron hacerse cargo desde el inicio de la preparación musical de los futuros pequeños coristas.


Los protagonistas

Fue entonces que la Fundación Emmanuel comenzó con la convocatoria para formar el coro. La respuesta fue muy buena y rápidamente se formó un grupo de veintitrés chicos del barrio, de entre cuatro y catorce años.

Comenzaron a trabajar en encuentros semanales de cuatro horas, que se realizaban los sábados. Ferrer, junto a Bulgarelli y Mascazzini, trabajaron lo musical mientras que María Elvira Dezeo de Nicora, presidenta de la Fundación Emmanuel, se encargó del seguimiento y acompañamiento de los chicos.

“En los encuentros era mucho jugar y algo de cantar, todo el año fue así”, cuenta Ferrer. El enganche de los chicos se logró precisamente a través de lo lúdico. “Los motivamos a que la música sea un juego, que los puede ayudar a desenvolverse en todos los ámbitos de la vida. Yo creo que los sonidos trabajan muy interiormente y eso los ayuda a descubrir la personalidad y lo que pueden hacer”, opina Mascazzini.

La selección del repertorio cumplió un papel fundamental. MacLullich observa que “el objetivo de Martyn Bennett Trust es incentivar a conocer las propias raíces musicales, generar música de acuerdo a cada cultura. Por eso es importante la búsqueda de las canciones”.

La particularidad de la población de Colonia Urquiza es que cuenta con una gran diversidad cultural, ya que es un lugar que tuvo gran afluencia migratoria. Así es que el repertorio integra bagualas, guaranias, canciones populares italianas y brasileras y hasta un negro spiritual. “Fueron los chicos y sus familias quienes aportaron el material para la selección de las canciones argentinas, paraguayas y bolivianas, que se interpretan”, cuentan los protagonistas.

La evolución de los chicos, de acuerdo a la evaluación de los preparadores, “fue plena”. “Poder trabajar con ellos y que canten, era sólo el primer paso para continuar con el proyecto”, relata, entusiasmado, Mascazzini.

El broche de oro del trabajo fue una gran presentación junto a la Orquesta Escuela del Conservatorio Superior de Música de la ciudad de Buenos Aires en la Catedral de La Plata. Para ello, los chicos comenzaron a ensayar junto a los instrumentistas y sus voces de repente se encontraron con la compañía de violines, violoncelos, contrabajos, flautas traversas, clarinetes, un trombón, saxos, trompetas, un corno y un fagot, percusión y piano. Una orquesta de más de cuarenta personas y el Coro del Conservatorio se sumaron para presentar en sociedad al “gran coro de los pequeños”.

Los integrantes de la Orquesta Escuela “¡están felices!”, exclama Ferrer. “Porque para quien toca un instrumento muchas veces es difícil encontrar una conexión con la realidad, sentir que estás haciendo algo por alguien al tocar un violín. Corrés el riesgo de sentirte muy mal, de deprimirte al ver que hay chicos durmiendo en la calle y uno tocando el violín. Estas oportunidades te justifican. Y no es poco,” agrega.

La presentación en la Catedral de La Plata llenó de satisfacción a todos: a los músicos, a los miembros de la Fundación Emmanuel y de Martyn Bennett Trust, pero sobre todo a las familias que vieron a sus niños ocupar un lugar impensado para ellos.

“Hoy, las familias y los chicos no han modificado su situación laboral, económica, de hábitat. Sin embargo, esta experiencia les permitió acceder a un espacio social, que hasta este momento les había sido vedado y, a su vez, reforzar los vínculos al interior de la comunidad”, reflexionan en la Fundación Emmanuel.

Por todo esto, tanto los artífices como los protagonistas de este Coro de Niños tienen la intención de continuar con el proyecto durante 2008. Las pequeñas voces continuarán, entonces, con su aprendizaje musical desde Colonia Urquiza, mientras dan clases de pasión y entusiasmo para todo aquel que guste escuchar.


Los coristas

El Coro de Niños del Proyecto Puentes-Emmanuel está integrado por Brenda Ruiz Díaz, Brian Ruiz Díaz, Rocío Ruiz Díaz, Sol Chilaca, Eduardo Albino, Guillermo Albino, Gabriel Albino, Erica Valdez, Katerina Valdez, Pablo Valdez, Jésica Zelaya, Alicia Zelaya, Karen Zelaya, Ariel Hernández, Ayelén Enciso, María Cano, Cintia Ríos, Miguel Ríos, Magalí Castillo, Belén Méndez, Florencia Genes, Camila Pérsico y Aylén Burgos.


Más información:
Fundación Emmanuel. Calle 186 esq. 474,
Colonia Urquiza - La Plata.
Tel./Fax: (0221) 491-4555.
E-mail: emmanuel@emmanuel.org.ar
www.emmanuel.org.ar
Fundación Martyn Bennett Trust. www.martynbennett.com
Proyecto Puentes. Edgar Ferrer. E-mail: ferrer@ciudad.com.ar

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados