Agenda


Hoy, Lunes 24 de Septiembre

ver día completo

Separador

01-03-2015 |

Escapadas - Paseos en familia

Termas del Salado, más cercanas y familiares

Las propiedades curativas de las aguas termales son conocidas desde la Antigüedad. Y hoy, a sólo 160 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, en la localidad de General Belgrano, este complejo termal permite pasar un día a puro relax ¡y en familia!

Comentar

Ya los pueblos de la antigüedad conocieron y usaron ampliamente las propiedades curativas de las aguas termales. Mucho antes que los romanos, lo hicieron los griegos como símbolo de juventud eterna, convirtiendo la experiencia en síntesis mágica de vida y salud. En la América precolombina también se valoraba el efecto milagroso de las aguas que la Pachamama (la madre tierra) brindaba generosamente a sus hijos. Dentro de los límites del actual territorio argentino, los baños de Pismanta en San Juan, de Rosario de la Frontera en Salta, de Puente del Inca y Villavicencio en Mendoza son solo algunos de los sitios termales frecuentados desde hace largos siglos.

Durante mucho tiempo se asoció la experiencia termal al alivio de ciertas dolencias, adecuada para que vayan “los abuelos”. Y a las termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, como el destino termal por excelencia. Pero los tiempos han cambiado y los hallazgos realizados en Entre Ríos han abierto la posibilidad de hacer escapadas y descubrir el placer de las aguas termales en familia.

Aún más cerca se encuentran las Termas del Salado, a sólo 160 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, en la localidad de General Belgrano, provincia de Buenos Aires. En 2011 se realizó la perforación de 960 metros de la que se extrajo agua salina hidrotermal rica en sodio y calcio. El agua es salada y de color marrón, debido a la alta mineralización cloruro sulfatada. La temperatura a boca de pozo es de 41 grados, pero en las distintas profundidades de las piletas varía entre 35 y 39 grados.

El complejo Termas del Salado cuenta con cuatro piletas, una de ellas cubierta y otra pequeña para niños. El agradable diseño incluye areneros para los chicos, juegos de madera, vestuarios, cantina, kiosco, lockers, quincho y mesas familiares con techos de paja. El complejo es sencillo comparado con otros centros termales de Argentina, pero cumple satisfactoriamente con el objetivo de brindar una jornada de relax en un grato ambiente familiar.

Toda la zona ribereña del río Salado está con un alto caudal que permite, además, hacer pesca deportiva, paseos en canoas, botes, kayaks y pedalines. Caminatas y cabalgatas también son opciones recomendables en esta amplia zona verde que incluye un camping municipal, paradores y un restaurante. Y para que el relax sea completo, no hay que perderse las hermosas puestas de sol.


Por Lic. Marisa Godoy - visite: www.viajeconchicos.com.ar


Nota: Al estar tan cerca, es posible ir a General Belgrano sólo para pasar el día, pero si lo prefieren también hay una diversa oferta de hoteles y cabañas.

 


 

Cómo llegar:
Desde la ciudad de Buenos Aires son 162 kilómetros por Autopista a La Plata y Rutas 2 (hasta Cruce Etcheverry), 215 (hasta Brandsen) y RP 29. Desde zona sur, hay que tomar la RP 210 hasta Coronel Brandsen y luego la RP 29. General Belgrano está en RP 29 Km. 76.

Tarifas:
Entrada General $ 160. Jubilados $ 128. Menores de 11 años (presentando DNI) $ 96 y menores de 3 años sin costo.
*precios vigentes desde 02/03/2015


Más información:
www.termasdelsalado.com.ar / www.belgranotur.gov.ar
Facebook: Termas del Salado / Turismo Belgrano

 

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados