Agenda


Hoy, Miércoles 11 de Diciembre

ver día completo

Separador

01-10-2019 |

Cultura - Madres y Padres

Silvia Sirkis, de Arte a Babor: “No se puede amar lo que no se conoce”

¿Cómo se mira un cuadro? ¿Y un Museo? ¿Hay una edad ideal para empezar a visitar exposiciones de arte? Desde estas preguntas –y dando rienda suelta a otras tantas– Silvia Sirkis, arquitecta y diseñadora, lanzó hace más de una década Arte a babor, una editorial que propone descubrir el arte con los chicos y que actualmente auspicia la muestra sobre Lola Mora en la Usina del Arte. Porque no se puede amar lo que no se conoce.

Comentar

Por Gabriela Baby.

Fotos: Gentileza Usina del Arte


“Hay muchas maneras de acercarse al arte. Nosotros queremos proponer algo más que ‘esta es la obra, este es el cuadro’ o ‘fijate si encontrás un pajarito’”, dice Silvia Sirkis aludiendo a propuestas que generan aburrimiento donde debería haber entusiasmo. Porque incluir a los más chicos en el gusto por la apreciación de obras plásticas o de arquitectura es un desafío enorme. “En general los chicos no tienen aproximación al arte, apenas un poco en la educación inicial y cada vez menos a medida que crecen. Ahora existen muchas propuestas para la familia desde los museos, pero hace 10 años, cuando Arte a babor empezó, sólo el Malba tenía un área de arte infantil. En el resto de los museos, los chicos molestaban... no había espacio para ellos”, apunta Sirkis, editora de más de diez títulos como A Benito le gustan los barcos, El cumpleaños de la Mona Lisa y Qué forma tiene una casa.

 

A poco más de diez años del lanzamiento editorial, Arte a babor se da el gusto de organizar y auspiciar la muestra Lola Mora: viaje a un tiempo de pioneras (más info, acá), inaugurada este invierno en La Usina del Arte y por la que han pasado miles de visitantes. Y que la noche del 12 de octubre abrirá sus puertas para los pequeños noctámbulos que elijan participar de La Nochecita, un evento que promete una mirada diferente –trasnochada, al menos– de museos y centros culturales (ver info en recuadro). ¿Quién se anima a conocer a Lola Mora después de la caída del sol? Pero antes de prepararnos para la vuelta nocturna, Silvia habla de sus libros, ¡y de Lola!

 

¿Qué te interesa transmitir a través de los libros de la editorial?

La propuesta de Arte a babor es invitar a los chicos a descubrir el patrimonio cultural que nos rodea, por eso nuestro logo tiene un chico con catalejo. Cuando preparamos cada libro, y también ahora con la realización de la muestra, pensamos cómo despertar la genuina curiosidad de los chicos. Nuestra mayor satisfacción es saber que una vez leído uno de nuestros libros son los mismos chicos los que piden ir a ver las obras. Queremos que el arte, la arquitectura y otras experiencias culturales se cuelen en el repertorio de los chicos mientras crecen. Queremos darles elementos para desarrollar la sensibilidad y la mirada hacia la creación humana.

 

¿Dar a conocer las obras de arte es una manera de hacerlas valer?

Sin duda. Hay una frase que a mí siempre me gustó que dice: “Uno no puede amar lo que no conoce y no puede cuidar lo que no ama”. Yo creo que hay que conocer el arte, tener la experiencia del arte, para generar ese amor a las obras, para que sean cuidadas en el tiempo. Cuando se demuele un edificio sin que nadie sepa si está bien o está mal, queda en evidencia la falta de cultura con respecto a nuestro patrimonio. Y el cambio cultural podemos hacerlo en las nuevas generaciones: necesitamos entonces generar una mirada crítica sobre la ciudad y el patrimonio artístico, una sensibilidad para ver las cosas distintas de la ciudad. Y Buenos Aires, así como otras ciudades del país, tienen un entramado artístico enorme, que muy pocos miran y conocen.

 

Mirar, descubrir, ¿con eso alcanza? A veces, se cree que hay que saber historia del arte para acceder a determinadas obras o museos.

Es prejuicio. Con el arte pasa como con esas palabras que uno no conoce, hasta que un día las aprende y las empieza a escuchar y a leer en todos lados. Queremos que los libros de Arte a babor sean como ventanas a algo que antes los chicos (y los grandes también) no conocían y que de repente pueden comenzar a ver, y entonces no pueden dejar de observar para siempre.

 

A LOLA LE GUSTA LO IMPOSIBLE

¿Cuál es el planteo de la muestra sobre Lola Mora de la Usina del arte?

La muestra Lola Mora, viaje a un tiempo de pioneras creada por Arte a Babor junto a la Usina del Arte ofrece una experiencia participativa para acercarse a la obra de la escultora, que está muy dispersa en el país y en muchos casos presentada en forma muy diferente a la que la artista soñó.

 

¿Por qué es importante conocer a esta artista?

La muestra se inscribe en un tema muy actual que es la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, así que proponemos a los chicos viajar al siglo XIX y entender el contexto en que Lola Mora desarrolló su obra. Ella no fue una vanguardista en términos creativos y eso la dejó fuera de carrera cuando avanzó el siglo XX. Sin embargo, hubo audacia y vanguardia en su hacer, y eso es lo que presentamos. Una mujer de esa época tenía pocas posibilidades de elección para su vida, pero algunas no aceptaron esas limitaciones y tomaron lo que creían propio, como es el caso de Lola Mora con la escultura pública.

 

¿Qué elementos se destacan en la propuesta de la Usina del Arte?

En la muestra, los visitantes podrán apreciar el vocabulario romántico y las citas clásicas que utilizaba Lola Mora en su obra y entender las ideas que hay en las obras que se pueden ver en las ciudades. Todo está presentado de forma tal que los chicos deben interactuar con las obras  -a través de fotos y otros dispositivos- para encontrar las respuestas. La muestra interactiva es un formato muy diferente al libro y, si bien se inspiró en el libro A lola le gusta lo imposible, la selección de información y la forma de presentarla son totalmente diferentes. Por supuesto que lo interesante también es volver al libro para ampliar lo experimentado en la muestra y complementar información, generar nuevas ideas.

 

MUSEOS, ¿PARA QUÉ?

¿De qué se trata la visita al museo? ¿O para qué mirar y mirar?

Apreciar un cuadro y recorrer con curiosidad un museo, además del disfrute estético, enriquece nuestro conocimiento del mundo, de la capacidad del ser humano de crear y de superarse. Si conocemos más, podemos ampliar las barreras de nuestros pensamientos: ¿no es eso lo que queremos para nuestros chicos?

 

¿Hay alguna edad para empezar a ir al Museo o para empezar a apreciar cuadros y obras de las artes plásticas?

Visitar museos es un hábito cultural que puede empezar a cultivarse desde muy, muy pequeños. Ir a una muestra de arte con un niño de tres años puede ser una experiencia familiar muy divertida si estamos dispuestos a compartir lo que vemos y pensamos, y con una actitud abierta para escuchar las ideas e impresiones de nuestros hijos, sobrinos o nietos. Los chicos son curiosos naturalmente y no tienen ningún prejuicio en cuanto a las artes plásticas. Son los adultos los que muchas veces no están cómodos al llevar a los chicos al museo. Para facilitar ese acceso se pueden aprovechar los programas para familias que ofrecen muchos museos.

 

¿Cómo revalorizar los museos?

Los museos hoy en día se presentan como espacios vitales, con actividades y muestras temporarias que permanentemente invitan al público. Va quedando atrás el museo que permanece estático en el tiempo.

 

¿Faltan Museos de arte en Buenos Aires?

Buenos Aires tiene muchos museos y puede tener muchos más. La pregunta sería, ¿cuántos museos visitamos durante el año con los chicos? Probablemente podríamos visitar uno distinto cada semana, y eso se ve bien cuando todas las instituciones abren sus puertas en movidas como La noche de los museos, cuando se arman colas interminables. Pero todos los días los museos están abiertos a todo público.

 


 

NARRAR EL ARTE. LOS LIBROS DE ARTE A BABOR

La colección "Así me gusta a mí" propone narrativas sobre la vida y las elecciones estéticas de diversos artistas. A Lola le gusta lo imposible cuenta la vida de Lola Mora; A Benito le gustan los barcos, narra la vida de Benito Quinquela. Otros títulos son: A Antonio le gustan los monstruos (Berni), A Vincent le gustan los colores (Van Gogh) y otros más. “Son cuentos con información rigurosa. No hay invención”, dice Silvia Sirkis. “La idea es contar qué es lo que buscaba cada artista, no solo ver los cuadros y conocerlos, sino saber por qué ese artista decidió hacer ese tipo de trabajo: a veces tiene que ver con la vida del artista, a veces con su contexto y su tiempo”.

En Arte a babor también hay traducciones: “Un museo sobre mí es una obra integral de la autora Emma Lewis que permite a los chicos recorrer distintos tipos de museos de la mano de la protagonista. Museos de ciencias naturales, de historia, del espacio, de arte. En todos los casos, se trata de museos que presentan colecciones que cuentan una historia (la de la humanidad, la de la fauna, la de un artista, la de la conquista del espacio) En ese descubrir, la niña que relata piensa en su cuarto, donde están sus cosas preferidas, sus recuerdos, y entiende ese espacio como un museo sobre ella misma. Esa mirada desmitifica el museo como un espacio de cosas "sagradas" y lo acerca a todos nosotros, que podemos a su vez crear el museo de la escuela, de nuestra clase, según la historia que deseemos contar”, explica la editora.

Y la arquitectura, también. La colección "Pequeños Arquitectos" propone ¿Qué forma tiene una casa? “Se trata de volver a mirar la casa como una creación humana, que nos rodea, nos cobija y que está presente en cada actividad que realizamos. Poder mirar los edificios que nos rodean y reconocer aquellos que caracterizan a nuestra ciudad, le dan forma, aquellos que son parte de nuestra historia, aquellos que son prodigios tecnológicos. Como en el arte, hay mucho que ver y conocer en la arquitectura. Y podremos descubrir ideas y creaciones fascinantes”, señala la editora de Arte a babor.

La novedad de este año es ¿Qué te imaginás?, de Cecilia Garavaglia. “Este libro es una caja de sorpresas con propuestas para hacer volar la imaginación. Incluye obras de artes plásticas, obras de arquitectura, diseño y fotografía”. ¡Intrigante!

Más info: facebook.com/arteababor/

 

 


 

¡PARA NOCTÁMBULOS!

La nochecita es un evento cultural para chicas y chicos de 0 a 12 años. Durante la noche del 12 de octubre (desde las 18 y hasta las 23 hs), 37 espacios culturales de la Ciudad van a transformarse con actividades especiales pensadas para las distintas etapas de la infancia. Participarán espacios de GCBA como bibliotecas, centros culturales, la Usina del Arte, el Teatro Colón, el Centro Cultural Recoleta, el Cultural San Martín y espacios del Ministerio de Educación, entre otros, además de sedes independientes y privadas. El ingreso a las instituciones GCBA es gratis, y otras sedes podrán sumarse con actividades gratuitas o con descuentos y promociones en sus tickets.

Más info y programación: disfrutemosba.buenosaires.gob.ar

 


 

PLANETA SIRKIS

Silvia nació en Resistencia en 1960. Inició sus estudios universitarios en Brasil donde vivió algunos años, pero finalmente se recibió de arquitecta en la UBA en 1985. Trabajó muchos años como diseñadora gráfica. Su primer libro fue Diseño impreso (CommTools, 2006). Desde siempre tuvo un particular interés por el patrimonio cultural argentino y tomó varios cursos sobre los hábitos culturales de los más pequeños y la divulgación del patrimonio nacional en la infancia. En 2008 fundó la Editorial Arte a Babor, proyecto ganador del Concurso IncuBA de la Ciudad de Buenos Aires. Es autora de varios libros de la editorial, algunos de los cuales han sido traducidos al portugués.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados