Agenda


Hoy, Miércoles 26 de Febrero

ver día completo

Separador

01-03-2004 |

Cultura - Madres y Padres

Risas para una infancia amenazada

Millones de niños viven en condiciones de exclusión en todo el mundo debido a diversas crisis (bélicas, desastres naturales, desigualdades sociales, etc.) Los voluntarios de Payasos sin Fronteras realizan talleres y espectáculos en lugares donde la risa es casi tan necesaria como un plato de comida.

Comentar

Por Ariel Saidón



Más de 300.000 niños sirven como soldados para gobiernos y guerrillas, millones de personas siguen muriendo por falta de acceso a medicamentos esenciales, en el mundo hay 25 millones de desplazados internos en 120 países, 20.000 personas son las víctímas anuales de las minas antipersonas, más del 50 por ciento son niños, millones de niños y niñas son obligados a prostiturse en todo el mundo, 30 millones de personas, solamente en Africa necesitan ayuda alimentaria urgente, hay 25 países con conflictos armados abiertos…

Los datos, que surgen de diversas estadísticas, son denunciados de esta manera por la asociación Payasos sin Fronteras (PSF), una ONG que trabaja desde el humor en campos de refugiados y zonas de conflicto y exclusión.

“Además de ser una forma de resistencia, la risa es un importante disparador de energía”, dice Nanny Cogorno, argentino, de 35 años, y voluntario de la organización. “Libera endorfinas que ayudan a la recuperación de los pacientes en casos extremos y fomenta valores constructivos y creativos como la tolerancia, la diversidad, la participación comunitaria y la paz”, agrega.

El principal objetivo de Payasos sin Fronteras es la mejora de la situación psicológica de las poblaciones, sobre todo los niños, en situaciones de crisis. Para eso relizan actividades artísticas y socio-educativas que incluyen espectáculos de títeres, payasos y malabaristas, y talleres para los niños. Pero además se ocupan de la formación de docentes y monitores en el lugar que puedan continuar la tarea. Las otras necesidades (ropa, alimentos, etc.) generalmente son provistas por otras organizaciones que viajan con ellos.

Payasos sin Fronteras surgió en 1993 a consecuencia de una necesidad manifestada por un colectivo de educadores que desarrollaban un programa de educación para la paz en escuelas de Cataluña. Su primera actividad fue la visita del artista Tortell Poltrona a un campo de refugiados de Croacia, en febrero de 1993.

Con sede en Barcelona, España, hasta el momento PSF estuvo presente en los Balcanes, Palestina, Marruecos, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Colombia, Ecuador, entre otros destinos y, más recientemente, con refugiados iraquíes en Jordania y Siria. Casi todos los años realiza expediciones a estos países, además de los programas que lleva adelante en forma permanente en hospitales y con niños inmigrantes dentro del territorio español.

Pero, aclara Cogorno, “Payasos sin Fronteras nunca viaja en época de guerra ya que estamos totalmente en contra de ellas y no es nuestro fin estar en ese momento, somos una fuerza de intervención postconflicto”, ironiza.



Reir para vivir

Bajo el lema “Reír para vivir”, Payasos sin Fronteras está realizando una campaña para que la Unesco declare a la risa Patrimonio de la Humanidad. “(…) La risa está a punto de desaparecer en muchos lugares del mundo. -dicen en una declaración- (…) Pedimos a la UNESCO que la risa sea considerada patrimonio de la Humanidad y por lo tanto no sólo fomentada y propiciada sino protegida, y que todos los gobiernos pongan al alcance de los pueblos las condiciones de vida que hacen posible la risa cotidiana y necesaria”. Para lograr semejante objetivo solicitan la colaboración de personas de todo el mundo a través de un texto o dibujo o simplemente enviando la propia risa en un sobre que puede bajarse de su página web (www.clowns.org).


Recuperar la esperanza

Cogorno, quien ya estuvo en Kosovo y, el año pasado, en los territorios palestinos realizando funciones en los campamentos de la Media Luna Roja asegura que “a veces es bastante difícil hacer reír en situaciones tan extremas, sobre todo cuando uno ve la magnitud del desastre del que el ser humano es capaz, pero con sólo ver una carita y un atisbo de sonrisa en un niño te da la energía vital para darles todo lo que puedas”.

El hecho de estar en contacto con estas poblaciones, transforma a estos payasos en testigos de distintas situaciones de injusticia. Su labor no termina cuando vuelven a casa, sino que se transforman en portavoz y voz de denuncia de estas situaciones. Respecto de su último viaje con la organización, Cogorno relata que “en los territorios palestinos la población sufre un increíble acoso y las fuerzas de ocupación israelíes no hacen diferencia de trato entre niños y adultos”.

Tampoco hacen diferencia los voluntarios de Payasos sin Fronteras que se dirigen a los niños que viven situaciones de crisis sin importar cuestiones de raza, edad, religión, cultura y situación social. Por eso, además de los menores palestinos, niños israelíes con problemas de discapacidad también pudieron disfrutar de las presentaciones de los payasos.

De cada viaje, los payasos se llevan consigo algo de parte de estas poblaciones que no tienen nada. “La percepción que nos llevamos de la gente del lugar, siempre es extraña. Primero porque siempre es una sociedad totalmente distinta a la nuestra y por la situación que están viviendo en ese momento. Siempre hemos sido tratados bien, menos, claro por los militares que no les gusta que unos payasos se metan en su territorio. Pero la gente es muy receptiva y sus risas son el mejor pago del mundo”, señala Cogorno.

El trabajo de estos artistas demuestra que siempre hay algo por hacer, incluso en lugares donde todo parece haber sido devastado. “El público es increíble, no tienen nada y lo poco que tienen lo han perdido, recibir un espectáculo para ellos es recuperar parte de lo perdido, es una esperanza. Desgraciadamente, cada vez hay más gente necesitada de viajes de payasos”, concluye Cogorno.


Clowns Solidarios

En Argentina, diversos artistas dieron forma a Clowns para el mundo (C.P.E.M.), una ONG sin fines de lucro que lleva la risa a barrios de emergencia, comedores populares, hospitales, pueblos rurales, chicos de la calle y comunidades indígenas de Argentina y países limítrofes.

“Nuestro objetivo es que la risa sea parte de la canasta familiar y llegue a los que no la tienen, igual que el pan y la leche”, dice Marcelo Katz, director artísitico de C.P.E.M.

Más info en: www.clownsparaelmundo.com.ar


Payasos en Argentina

Nanny Cogorno es un artista callejero que se dedica a hacer reír a grandes y chicos desde hace años. “Más que una profesión, la risa es una forma de vida, me ayuda a llevarla adelante lo más risueña posible”.

Su formación combina la de un actor con la del artista de circo, pero a la hora de trabajar elige al espacio callejero sobre las salas de teatro y las carpas. “La calle como escenario es hermosa, es el único lugar en que uno puede trabajar para todo tipo de gente sin importar religiones, clase social, color o edad, es maravilloso”, dice.

Reside seis meses en San Isidro y los otros seis meses en Barcelona, pero en realidad se la pasa viajando con su valija llena de carcajadas para compartir con grandes y chicos de todo el planeta. Ha participado en innumerables festivales y es organizador del Festival de Humor Carcajada que se realiza anualmente en Buenos Aires y al que define como “un movimiento rebeldemente cómico”.
“Surgió como respuesta a una situación concreta de la Argentina, cuando la crisis parecía llevarse no sólo la economía sino también la risa de la gente”, cuenta.

Próximamente, entre el 25 y el 28 de marzo el Festival Carcajada tendrá su 5ta. Edición en el Centro Cultural del Sur (Caseros 1750) y del 2 al 4 de abril se presentarán los espectáculos extranjeros en el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543). Durante el día se presentarán los espectáculos infantiles y para toda la familia (habrá títeres, payasos, magos y malabaristas), mientras que por las noches se llevarán a cabo las funciones para adultos.
“Este año celebramos nuestro aniversario de Papel Picado y esperamos que sea una gran fiesta para todos”, anuncia Cogorno. Además de la participación de una gran cantidad de grupos locales, está prevista la visita de artistas provenientes de España, Francia, Inglaterra, Cuba, México, Chile y Uruguay.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2020 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados