Agenda


Hoy, Domingo 20 de Octubre

ver día completo

Separador

01-06-2000 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

Mariana y Los Pandiya

Tal vez por una cuestión generacional, Mariana Cincunegui fue una de las primeras en incorporar un sonido eléctrico a la hora de hacer canciones para los chicos. Los Pandiya es la continuación de una línea de trabajo que ya había iniciado con Piojos y piojitos. Su idea fue armar un grupo de música para chicos que hiciera presentaciones en vivo y, casi naturalmente, los shows adquirieron una estética roquera.

Comentar

Por Ariel Saidón

 


Después de varios años de presentarse con distintas formaciones de la banda, en 1995 grabó el primer disco de Los Pandiya con músicos invitados, en su mayoría provenientes del ámbito del rock. Al mismo tiempo, continuó dando conciertos en distintos escenarios. El año pasado se presentó en el Teatro Regio durante las vacaciones de invierno y participó del festival Abracadabra, organizado por el gobierno de la ciudad en Plaza de Mayo para el día del niño. Actualmente está trabajando para su próximo disco.

¿Qué es Mariana y Los Pandiya?


Los Pandiya es un proyecto mío, que surgió a principos de los noventa. Después de grabar Piojos y piojitos, me di cuenta que faltaba una música que hable de los sentimientos de los chicos. Entonces, empecé a componer canciones y a buscar material que tenga que ver con lo que les pasa a los chicos en el tiempo y el espacio en el que viven.


Hace treinta años, la Argentina era distinta y uno cantaba canciones que tenían que ver con esa situación, como “El país de no me acuerdo” de M. E. Walsh. Ahora, que están pasando otras cosas, habría que agregar un capítulo nuevo. La música infantil tuvo un desarrollo muy importante desde los ‘60 hasta los ‘80 pero después hubo un hueco, con algunas excepciones.

Lo que hacés con Los Pandiya, ¿es Rock?


Si uno dice que el rock tiene que ver con lo que sienten las personas en ese momento en que viven, puede ser. Si Charly García, los Redondos o Divididos dicen algo con lo que todos nos identificamos, a veces pasa que Los Pandiya tienen algunas canciones que identifican a la gente de este tiempo. También se puede decir que es rock por los ingredientes, la instrumentación totalmente eléctrica. Pero prefiero no encasillar la música, porque por ahí mañana me levanto y hago tangos o folclore para chicos.

Yo creo que lo que hago es música eléctrica. Nos identifican con el rock porque decimos cosas de una manera y con una estética que tiene que ver con mi generación. Yo tengo 28 años y empecé con esto a los 20, no me saldría de otra forma. Es algo del corazón, no me propuse hacerlo así, me late eso.

¿En la puesta del show también está presente la estética del rock?


El show está cuidado en luces y en sonido, con técnicos, operador, diseño de luces y de vestuario. No es una obra de teatro, no es una comedia musical, es un recital. Son canciones, con imágenes, con sensaciones. Es un show participativo para toda la familia. Los padres se copan porque la música está muy cuidada. Los Pandiya es una banda poderosa, en Abracadabra éramos trece músicos en vivo.

¿Cuál es la reacción de los chicos?


En realidad, la primer parte del show se quedan shockeados, hay mucho silencio. Y, cuando volvemos a cantar “El Garbanzo Peligroso” o “El Chiriguaré”, todos participan. Pero primero están recibiendo una lluvia de información nueva, que les copa porque si no se van. En ese sentido, los nenes son auténticos.

Ofrecerles una música con un sonido parecido al rock, ¿tiene que ver con una demanda de los chicos?


Yo no lo pensé como una demanda, lo hice porque a mí me gusta hacer esa música. Pero es la música de este tiempo y a los nenes les late. Los chicos están buscando un sonido mucho más potente, con más energía. Vos los ves caminando en la calle y son cancheros, disparan, piensan, dicen.

Ahora estamos empezando a armar el disco nuevo. Va a ser un disco que va a tener la estética de Los Pandiya pero va a haber un giro. Como lo que está pasando en el rock, que todo el mundo está revisando el sonido. Voy a tratar de poner más instrumentos latinos, va a haber algunas sorpresas.

En qué etapa del proceso estás, ¿ya estás grabando?


Estoy en un momento de composición, de mucha ebullición interna. En el disco viejo, que ya tiene cinco años, las letras no son todas mías. “El Garbanzo Peligroso” es un libro de Laura Devetach al que, trabajando con los nenes en una clase, le pusimos música y quedó buenísimo. Otras son letras mías, en “Pelusas…” quería contar lo que para mí es un chico, y “Unrap” lo hicieron ellos, fue un trabajo de composición en un aula. Ahora estoy trabajando con temas, cosas que les pasan a los nenes o que tiran ellos. El otro día un chico me dijo: “quiero una canción que hable del mar”, pero una canción que hable del mar como lo ven los nenes, empezar a explorar por ahí. Componer implica una etapa de investigación, porque los chicos están cambiando mucho.

¿Cómo fue tu experiencia con la discográfica?


En su momento la discográfica apoyó la realización del disco y después lo abandonó. Porque la música infantil no tiene un mercado importante, si no estás en la tele no existís. Pero a mí, lo que más me llena es que un chico venga y me cuente que en el campamento o en el acto de fin de año cantó un tema mío. No me importa si cuando voy a la productora me dicen que no puedo seguir cantando porque no estoy en la televisión.

En el disco anterior grabaste con músicos reconocidos del ámbito del rock, Fito Páez, Ricardo Mollo, etc. ¿Por qué?


No los llamé porque son conocidos sino porque son buenos músicos, y tuve la oportunidad de grabar con ellos. Quise cuidar mucho el sonido que, en general, en los espectáculos de música infantil estaba muy descuidado. Ahora eso se está revirtiendo un poco, hay más laburo y más ganas de hacerlo. Igual seguimos siendo muy pocos. Para mí falta hacer, producir. ¿Viste que en los libros para chicos hay una producción impresionante?, ojalá que también haya mucha gente que haga música para chicos.

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2019 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados