Agenda


Hoy, Lunes 24 de Septiembre

ver día completo

Separador

01-07-2018 |

Notas y Entrevistas - Teatro Infantil

La Pipetuá: A la Luna, con humor

Dos clowns del siglo XXI, un músico excéntrico, un conejo con tiradores, bidones de agua convertidos en escafandras, títeres de sombras, acrobacias, tablets, luces de todos los colores y música en vivo dan forma a una misión espacial muy especial. Una aventura intergaláctica para jugar, reír y soñar estas vacaciones de invierno al más puro estilo de La Pipetuá.

Comentar

Por Marisa Rojas

 

 

Obreros del circo, cultores de la comedia física y la música en vivo, artesanales y modernos, Sebastián Amor, Maximiliano Miranda y Fernando Sellés son también, esta temporada, astronautas de garaje. Tres amigos que entre risas, algunos temores y no pocas dudas, despegan una tarde cualquiera desde el patio de una casa en la Tierra con rumbo a la Luna. Juntos, viven una aventura espacial muy particular. Lunática es el quinto espectáculo de La Pipetuá, representa el regreso del grupo a su primer escenario teatral, el Paseo La Plaza; la presentación de la nueva formación de la compañía (integrada originalmente también por Diego Lejtman), y la concreción de un antiguo anhelo pipetuense: la dirección del macoco Daniel Casablanca.


¿Qué significa ir a la luna con La Pipetuá?

Daniel Casablanca: ¡Una locura! Antes de este viaje ya hubo otros intentos de juntadas con los chicos, dos o tres cafés nos tomamos al menos, creo que hasta hicimos un asado. Esta vez me llamaron para mostrarme un número con el que yo no sabía muy bien qué hacer, así que al final lo cambiamos todo. Nos juntamos en diciembre, pasamos el verano juntos ¡y terminamos estrenando un espectáculo en invierno!

Maximiliano Miranda: Me acuerdo que la primera vez que nos juntamos Daniel nos miraba como diciendo ¡estos pibes están re locos! Porque, originalmente, pensábamos en un espectáculo de variedades, como fue el primero, Opereta prima, pero atravesado por las nuevas tecnologías.

Daniel: Me hablaban de todo lo multimedia, de tablets, de luces, de animaciones y yo decía, ¿cómo se hace para que los gags, el humor, lo teatral, funcione entre tanta pantalla?

¿Y por qué le propusieron la dirección a Daniel, qué entendieron podía aportar al universo Pipetuá?

Sebastián Amor: Es que creemos que es el más groso, el capo del humor. Nosotros admiramos profundamente a Los Macocos. Además, él viene con treinta años de trayectoria de grupo y creemos que su manejo de equipo, incluso extra escenario, a nosotros nos suma.

Eso suena a todo un desafío, no sólo artístico, para “el más nuevo” de La Pipetuá

Daniel: Es el karma de ser un macoco, dirigir un grupo de autogestión. Pero la verdad es que es muy divertido y muy creativo. Las decisiones son lentas y se dirige a un colectivo, acá es todo muy democrático. Lo difícil es entender que uno, siendo el director, no es quien tiene la última palabra. En un momento estuvimos como un mes para un número, pero finalmente ¡quedó buenísimo!

Fernando Sellés: Es que en un principio las ideas eran mucho más performáticas que teatrales, porque estaban más sujetas a algunos elementos que estábamos creando que a una historia en sí. Luego eso cambió, pero igualmente el espacio de este viaje tiene mucho de performático con gran impacto visual y sonoro.

¿En qué momento la idea original de un nuevo show de variedades se transformó en un espectáculo más estrictamente teatral?

Daniel: ¡Eso es mi culpa, jejeje! En realidad, no sé si el espectáculo tiene una línea narrativa clara, pero que la está, la está. Para nosotros era importante entender la curva del cuento, que cada espectador, con sus distintas edades, encuentre su espacio en esta historia que estamos contando.

Sebastián: Creo que este es el espectáculo más teatral que hemos hecho. Y aunque siempre trabajamos con poco texto, es también el que más texto tiene. Y más música. De todas las disciplinas que La Pipetuá siempre trabajó, ¡es el más todo en realidad!

Maximiliano: Fefo está tocando mucho en vivo… y nosotros también. ¡Fefo lo ha logrado! Hizo como una abducción y nos ha llevado a Sebas y a mí al mundo de la música. Yo que no sabía ni aplaudir con ritmo…

Fefo: Los encerré todo el verano en un cuartito que tengo detrás del baño de mi casa y los tuve ahí horas y horas para que aprendieran a hacer música con un metrónomo. Y ahora activan notas y hacen percusión en vivo, ¡logran la base ellos solos! Creo que una función de estas ni vengo. Aunque, así como los chicos hacen música, yo ahora hago acrobacia: le doy un par de vueltas a un banquito, es un gran logro para mí. 

Maximiliano: Lo que no tiene es casi participación del público. Y no sé si es el espectáculo que más tiempo nos llevó pero sí que es el espectáculo en el que más hemos trabajado. Creo que es el mejor que hemos hecho, y seguramente para el próximo diga lo mismo.

¿Cómo fue el trazado de la ruta de este viaje, por qué viajar a la Luna?

Fernando: Es una defensa de esa idea del “estar en la Luna” que muchas veces en la escuela, en el universo de la salud también, es una etiqueta mala. Creemos que es muy necesario el momento de poder desligar, desconectar, por eso este viaje como defensa del espacio para “colgarse”.

Sebastián: Es un viaje literal y metafórico. ¿Por qué, acaso, siempre hay que tener los pies sobre la tierra?

Daniel: “Estar en la Luna” parecería ser muchas veces algo malo pero se trata de, como profesionales del arte, estar, ir a, un espacio para jugar, imaginar y así poder crear. Y también nos permite trabajar la mirada inversa, al irse, al “estar en la Luna”, se puede mirar la Tierra, extrañar, pensar, entender el conflicto de… también… estar todo el tiempo en la Luna. Reflexionar sobre todo en su medida.

Este es el quinto trabajo de la compañía pero el primero siendo, sobre el escenario, tres. ¿Qué representó eso para este regreso al hogar, como han llamado ustedes al escenario de La Plaza?

Sebastián: Hubo mucho trabajo que hacer. Fueron quince años siendo cuatro y tuvimos que trabajar mucho para entender y lograr esta nueva dinámica de tres. Creo que todo fue parte del crecimiento. Todo el recorrido compartido con Diego Lejtman hizo, hace, que todos nosotros estemos hoy aquí.

Fernando: Tuvimos que rediseñar la mesa de cuatro a tres patas y trabajar para que ese nuevo diseño se sostenga.

Maximiliano: Fueron algo más de dos años trabajado y probándonos en eso. Hicimos temporada en Uruguay y muchos eventos y ahora con este espectáculo cerramos el desafío de ser tres para empezar otra etapa y seguir jugando. 


La Pipetuá Lunática. Sala Pablo Neruda, Paseo La Plaza (Corrientes 1660, CABA). Sábados, 16 hs; domingos, 17 hs. En Vacaciones de Invierno, todos los días 15 hs. Localidades desde: $ 300. En venta por Plateanet. 
Más info AQUÍ

 


 

PLANETA PIPETUÁ 
Pablo Sebastián Amor, Maximiliano Miranda y Fernando Selles son Marito, Vittorio y Wilbur, los excéntricos integrantes del circo artesanal de clowns (y música) La Pipetuá. Con 17 años de historia y 4 muy exitosos –y premiados- espectáculos, fueron vistos en casi toda la Argentina, en países de la región y en el, literal, otro lado del mundo: Hong Kong, Beijing, Singapur, entre otros territorios de Asia, por aproximadamente medio millón de espectadores. Artistas del siglo XXI, comenzaron animando fiestas infantiles y eventos para empresas, luego incursionaron en el mundo del teatro en escuelas y, finalmente, en el año 2004 estrenaron su primer espectáculo: Opereta Prima, al que siguieron Sin Escalas (2006); A la obra! (2012), con dramaturgia y dirección de Osqui Guzmán; y 13 años, la edad del pavo (2014). Participaron en programas de televisión y editaron los libros Actividades de circo con La Pipetuá y El circo en casa con La Pipetuá.

Lunática es su quinto espectáculo teatral, dirigido por el macoco Daniel Casablanca, con arte de la coreógrafa Teresa Duggan, representa el regreso a su primer escenario, el Paseo La Plaza, y es una apuesta al juego onírico en clave de música, tecnologías –de todos los tiempos- y humor 100% Pipetuá style.

Más info en: facebook.com/la-pipetua

 

Tags: teatro, niños, familia, la pipetuá, daniel casablanca, clown

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados