Agenda


Hoy, Jueves 31 de Julio

ver día completo

Separador

01-06-2004 |

Notas y Entrevistas - Literatura infantil

Historias de terror: Un género que fascina a los chicos

Tanto en el cine como en la literatura, a una gran cantidad de chicos les atraen las historias “de miedo”. A partir de cierta edad, comparten películas y cuentos que narran historias que escandalizarían a cualquier adulto. Pero ¿cuáles son las características del género que lo hacen tan atractivo para ellos? ¿Qué efectos tiene su consumo?

Comentar

Por Ariel Saidón

 


Para intentar acercarse a una respuesta, Planetario, la guía de los chicos consultó a Debora Szwarc, psicoanalista especializada en niños y a la escritora Elsa Bornemann.


Débora Szwarc: “Los chicos juegan con la muerte”

¿Por qué cree que a los chicos a determinada edad les interesa tanto el género del terror, ya sea en el cine, como en el teatro o en la literatura?

En sus textos “Personajes psicopáticos en el teatro” y “El poeta y sus fantasías” Freud se pregunta por el placer que siente el espectador o el lector de una determinada historia. Y dice que éste se produce porque al que le pasan las cosas es al otro. Los espectadores quedamos a salvo. Pero, ¿a salvo de qué?

Lo que queda por fuera, lo que no entra en juego, dice Freud, es la sexualidad y la muerte. El riesgo lo corren los personajes. Al que le pasan las aventuras y desventuras, se muere y revive, se enamora o sufre desamores es otro. Por otra parte, el código permite reconocer que se trata de una ficción. Y los chicos, en ese sentido, tienen muy en claro cuando se trata de un juego, es “de jugando” dicen ellos. En el “dale que” todo vale, mientras que no es lo mismo cuando es de verdad. Lo opuesto del juego no es la seriedad sino la realidad.

¿Pero qué es lo específico del género que les atrae?

En el terror, con lo que se coquetea todo el tiempo es con la idea de la muerte. Y los niños desde muy chiquitos juegan con la muerte, se tiran al suelo y vuelven a levantarse. Pero el placer está en la reversibilidad de la muerte. Como en los videojuegos, que los matan y vuelven a vivir; y cuando termina el juego, si pongo otra fichita, vuelve a aparecer el personaje… Así como los chicos juegan el tema del morir y del revivir, en las películas del género aparecen también los “muertos vivos” que, en algún punto, dan la ilusión de que se puede revivir.

Pero a veces, en las películas también se pone en juego el sufrimiento. El goce, en ese caso, está puesto en ver cómo una víctima sufre los embates de un sádico personaje. Ahí se juega algo del sadismo de cada uno. En ese sentido, está bueno que eso se juegue en el ámbito de la ficción. Mientras los pibes sepan que se está dentro de un juego… el tema es cuando se cruza la otra barrera.

Muchas veces los padres tienen miedo de que los chicos vean como naturales las situaciones de los cuentos o las películas de terror, ¿usted cree que la literatura o incluso los medios masivos podrían influenciar de tal manera el comportamiento de los chicos?

En esto tiene mucho que ver el rol de los papás. Si uno larga solo un pibe a que vea la película que se le cante o lea el libro que quiera… Porque tal vez hay algunas cosas que no son adecuadas para la edad. En ese caso, lo que puede pasar es que caiga en el vacío, porque no lo puede entender, puede estar sobreestimulado o se puede angustiar. En cambio, si uno va a comprar el libro con ellos, mira por arriba de qué se trata o va preguntándole como va con la lectura, es otra cosa. No es lo mismo que dejarlos en banda.

Pero pasa lo mismo con los noticieros, porque los chicos tambien se asustan por las guerras, las muertes, los robos, los incendios…

Desde ese punto de vista, ¿los textos o las películas de terror podrían ayudarlos a elaborar sus miedos?

En algunos casos, a algunos chicos, por esto de que es a otro al que le están pasando las cosas les puede servir. Además, muchos cuentos de terror ponen a los chicos como protagonistas y eso les permite identificarse con el personaje. Pero es el personaje el que le tiene miedo a esas cosas, no soy yo...

De todos modos, hay que estar atentos. Y son los papás los que tienen que observar qué es los que le está pasando a ese chico, si le interesó, si no le interesó, si le dió demasiado miedo… Es importante respetar el gusto de los chicos pero no forzarlos, por ejemplo, a terminar un libro que les puede haber generado angustia.

En la pubertad, hay como una especie de función identificatoria de los chicos con el género…

Yo creo que hay chicos de 10 años que por ahí no dicen que les da miedo, porque temen quedar como un tonto o un grandulón, pero que el terror que les genera es más fuerte que el placer de ver la película. Y sin embargo lo hacen como un acto heroico o para no quedar afuera en su grupo de pares que al otro día van a hablar en la escuela todo el día de La Novia de Chuky, por ejemplo. El punto ahí esta en ver qué les genera placer y qué termina siendo displacentero...


Planeta Szwarc

Débora Szwarc es psicoanalista de niños y adultos y coordinadora del equipo asistencial de niños en Centro Dos. Escribió junto a Claudia Judkowsky el libro ¿Cómo se hacen los bebés? para niños de 3 a 7 años. Actualmente está trabajando sobre un libro para chicos de la misma edad que el anterior que aborda el tema de la muerte.



Elsa Bornemann: “Les permite acceder a mundos insólitos”


El terror y lo fantástico están presentes en la literatura infantil desde los textos clásicos. En su caso, ¿qué la llevó a escribir cuentos de terror para los chicos?

Supongo que fue debido a que -desde la iniciación de mi escritura destinada a los chicos- intenté abarcar todos los géneros. También, a causa de mi precoz atracción por la lectura de libros que desarrollaban temas que me producían temores y hacían volar mi fantasía hacia zonas felizmente desconocidas por mí, salvo en las pesadillas nocturnas… Tantísimos entre los ya considerados clásicos.

Los editores de literatura infantil suelen decir que un cuento de terror es garantía de buenas ventas. ¿Por qué cree que a los chicos les gusta tanto el género?

Probablemente porque -como ya expresé- les permite acceder a mundos insólitos... aunque en el nuestro -muy, muy a mi pesar- suceden hechos ultra terroríficos desde el principio de la humanidad

El terror como género, ¿les ayuda a los chicos a elaborar sus miedos?

A veces sí, a veces no, obviamente.

¿Tuvo respuesta de sus lectores sobre si leer alguno de sus cuentos los ayudó a superarlos?

Suelo recibir "cataratas" de cartas e e-mails al respecto (como relativos a otros temas, claro). Pero si me concentro en los aludidos en primer término, debo confesar que me ultra emocionan cuando me cuentan que sí. Es como si se dirigieran a una psico-pediatra en vez de a una simple escritora.

¿Es esa la intención de su literatura?

No. Mi pretensión es que les encante leerlos (a pesar de que se les ponga "la piel de gallina"), que incentiven su gusto por la literatura en general o sea que se conviertan en "fans" de la lectura de todo tipo.

Incorporando el terror en su literatura, se metió con un tema polémico. ¿Existen limitaciones temáticas en la literatura para niños?

Se impone el conocimiento de las características de cada edad, tan diversas año a año que cumplen. Estoy convencida de que cualquier tema puede abordarse, tomando en consideración el tiempo que cada chico esté sumando desde su nacimiento.

El humor, frecuente en sus cuentos de terror, ¿es una estrategia para exorcizar el miedo?

En verdad, nunca lo pensé hasta este momento. ¡Maravilloso si así fuera!


Planeta Bornemann

Elsa Bornemann es una de las más conocidas escritoras para niños del país. Su producción abarca desde canciones y piezas teatrales hasta novelas, poesías, cuentos y traducciones. En total publicó más de 35 libros infantiles de los cuales al menos 5 pertenecen al género del terror: Socorro, Queridos monstruos, Cuentos con miedo, Los desmaravilladores y Socorro Diez.


Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2014 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados