Agenda


Hoy, Martes 16 de Octubre

ver día completo

Separador

01-11-2013 |

Escapadas - Paseos en familia

Florencio Molina Campos y la mirada de los niños

Un paseo por un museo en el que se cuenta la vida y la obra de uno de los pintores más emblemáticos de la vida de campo argentina. Toda la magia del universo Molina Campos, muy cerca de la ciudad.

Comentar

¿Quién diría que una tarde en un museo dedicado a un pintor de la vida rural que nació en 1891 (“hace muuuucho”, relatarán luego los niños) podía mantenerlos atrapados durante más de una hora y media? Todo comienza una mañana de domingo, mirando en YouTube videos acerca de su vida y algunos cortos animados. Algunos actuales (inspirados en sus ilustraciones) y otros muy antiguos, de la época en que Molina Campos trabajó junto a Walt Disney. ¿Walt Disney? Sí, y es la perfecta excusa para generarles esa chispita de curiosidad que nos lleva a mostrarles lo nuestro.

Molina Campos pasaba sus vacaciones, en su primera infancia, en una estancia de los campos del Tuyú y otros veranos en Chajarí, Entre Ríos. Tuvo nueve hermanos, su papá murió cuando él tenía solo 16 años y tuvo que trabajar en el Chaco como empleado en un establecimiento rural y luego en Buenos Aires, como administrativo en la Sociedad Rural. Fue en 1926, impulsado por sus compañeros, que presentó sus caricaturas en el Galpón Central de la Exposición Rural. Fue tal el éxito, que hasta el presidente Alvear adquirió dos de sus obras. Desde 1931 hasta 1940 pintó los almanaques para la firma “Alpargatas” que lo hicieron tan famoso. Por primera vez, el hombre rural argentino se veía auténticamente representado en su obra.

En 1942, fue contratado por Walt Disney como asesor para tres cortos ambientados en Sudamérica. Cuando él llegó, los cortos ya estaban avanzados y como los mismos tenían una mirada poco conocedora del campo argentino, renunció a la empresa. Decisión que no le impidió continuar su amistad con Walt Disney y acompañarlo en su viaje a la Argentina.

El Museo Florencio Molina Campos es una hermosa y simple casa rural construida en el partido de Moreno para albergar su legado (parte de su vida vivió por aquí, cuando aún era zona rural). La muestra incluye obras originales de su primera etapa, de sus óleos y témperas prolijamente dispuestos. Aquellas geniales caricaturas que Florencio Molina Campos creó a partir de su agudísima mirada de la vida rural de su época y sus costumbres. También, de sus sentimientos. Los sentimientos de aquellos protagonistas gauchescos que los niños, con su sensibilidad a flor de piel, descubren tan fácilmente.

Paisajes, vida cotidiana, medios de transporte, pulperías, sus caballos siempre al galope, el perro compañero, la china, la picardía campera… Todo está representado en una gran sala junto a objetos que formaron parte de su vida: su traje y sus zapatos, que llaman la atención de los niños, quienes descubren que era muy petiso; su atril, su paleta y sus pinceles. También se expone su última obra, aquella que quedó inconclusa…

“El Baile”, “La fiesta del 25” y “El Pericón” nos permiten contarles cómo se conocían las parejas en el campo, la presencia de los padres, el ojo cuidadoso de la madre. Con “Partida de truco”, “La carrera de sortijas”, “Riña de Gallos”, “La taba” o “Payada de contrapunto”, los niños pueden imaginarse cómo se divertía el hombre rural. Otras obras expuestas: “La médica”, “Pal retrato”, “La Galera”, “A la escuela”. Esta última nos permite contarles cómo muchos chicos y maestros deben viajar varios kilómetros para ir a la escuela, cargados con sus útiles, con sol, lluvia o frío. Finalmente, los chicos pueden colorear ellos mismos las obras a través de reproducciones en blanco y negro y otras en color que pueden llevarse a su casa.

“Yo le diría a los escritores, a los músicos, a los pintores: vayan a la pampa, a los montes, a las sierras y recojan el enorme caudal disperso, que aún están a tiempo para salvar el folklore nativo. Triste será que las futuras generaciones nos pidan cuentas. Triste será que no podamos decirles qué fue del gaucho, y qué hemos hecho para mantener la tradición nacional.” F. Molina Campos, 06-XII-1936.


Por Lic. Marisa Godoy - visite: www.viajeconchicos.com.ar



Más información: 
Calle Molina Campos 364 (entre O. Camilli y Av. Victorica, a pocas cuadras del Acceso Oeste en el Partido de Moreno). Abre sus puertas a las familias los sábados y domingos de 12 a 18 hs. Para escuelas los miércoles de 9 a 17 hs. Solicitar turno a museofmcvisitas@hotmail.com
Tel: (0237) 463-5289 / www.molinacampos.org

Videos en You Tube:

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados