Agenda


Hoy, Martes 17 de Octubre

ver día completo

Separador

01-07-2016 |

Notas y Entrevistas - Musica para chicos

Canciones irreverentes para jugar

Para cantar y bailar, para compartir con toda la familia, en casa, de paseo en el auto y, por supuesto también, una tarde en el teatro. Canciones disparatadas que cuentan historias cotidianas con mucho humor. Así son las canciones del disco debut de Capitán Sanata que estas vacaciones de invierno suenan -¡muy bien!- en la sala Siranush.

Comentar

Por Marisa Rojas

 

“No ves que estoy jugando,
no ves que no puedo parar.
Estoy con mis amigos,
¡solo queremos jugar!”


La primera canción del primer disco de Capitán Sanata, Paseando calefones, es toda una declaración de principios. “¡No quiero!” es pura rebeldía al servicio del juego. Un juego que en clave de humor, y con un sonido definitivamente potente, también se anima a hablar del primer amor, de las ‘mamá-monstruos’, de las frustraciones (futbolísticas) de los papás, de los miedos… y hasta de una cucaracha a la que le gustaría recibir cartitas como el ratón Pérez. Juego musical que idearon dos amigos de la vida, el ‘cazurro’ Pablo Miguel Herrero y el músico Federico Meier, la dupla ‘padre’ de Capitán Sanata, una banda de música...

¿Para chicos?

Pablo Herrero: Capitán Sanata es una banda de música, punto. Para chicos, punto.

Federico Meier: Es una banda que hace música con temática para chicos. La música es música. Para grandes, para chicos; lo que cambia en todo caso son las historias que se cuentan.

¿Por eso la idea de contar esas historias desde el humor?

Pablo: Capitán Sanata es algo que estaba en nuestro deseo hace mucho tiempo. Y nosotros, los dos, estamos atravesados por el humor. Luego, con ya muchos años (veinte) de carrera encima, también como papá que escucha música con sus hijas, hace tiempo me pasaba de sentir que en la música para chicos faltaba humor. Ojo, que no estoy hablando mal de nadie. Digo que me gusta que en la música haya humor. Me parece que es una herramienta más para que los pibes se enganchen.

Fede: Por eso en las letras que escribimos con Pablo hay humor. Pero lo esencial, lo que más trabajo nos llevó, fue elegir las temáticas. Nuestras preguntas, todo el tiempo, eran: ¿de qué habla esta canción?, ¿a quién le estamos hablando?, ¿quién está contando esta historia? Encontrar esa temática que resulte en un punto de unión entre chicos y grandes era lo que más nos interesaba.

¿Se sentaron a trabajar desde cero en los temas del disco o ya tenían algo previamente creado?

Pablo: Cuando decidimos darle forma al proyecto había ideas, muy claras algunas, y otras que se fueron mostrando en el tiempo. Fue un proyecto con dos años de desarrollo en total.

Fede: Yo tenía algunas músicas, y otras fueron saliendo, fue como muy orgánico todo.

Pablo: Yo llegaba con melodías que tarareaba en la ducha, con temas que surgieron a partir de algo que sucedió con mis hijas, por ejemplo. Como encontrarme con alguna de ellas que venía de una salida y preguntarle: “¿Cómo la pasaste, mi amor?”, y que me respondiera: “Mal, no me gustan las películas de terror” ¡Pim!

¿Cómo fue el trabajo de llevar todo eso al vivo?

Pablo: Nosotros nunca pensamos sólo en el disco, pensamos siempre en Capitán… como todo un proyecto que incluía el cómo llevar ese universo al vivo, que el vivo fuera algo más que un recital de música… por eso el humor, por eso ciertos personajes, por eso la música pero también el teatro.

Fede: Primero, Pablo se tuvo que transformar en un cantante que pueda pararse en un escenario y cantar doce temas seguidos. Luego, estuvo todo el trabajo de llevar al resto del grupo a que aporte desde lo actoral sin que eso se vea forzado, desencajado, como si no tuvieran ganas de hacerlo, cosa que a veces a los músicos nos sucede.

Y que además suene bien…

Pablo: Lo primero, lo primero que pensamos, siempre, fue que tanto el disco como el vivo sonaran con ese nivel, alto, que soñamos desde el comienzo. Así tuvimos la suerte de trabajar con Facundo Rodríguez como ingeniero de grabación, alguien que ha grabado discos con Divididos por ejemplo, y con quien también trabajamos para el vivo. Ahora, ya estrenado, y aunque el trabajo continúa, nos pone muy contentos que los papás se acerquen a decirnos: “¡Qué bien suenan!”, porque sabemos que es algo que agradecen ellos pero también van a agradecer sus hijos. Y los oídos de todos.

El disco lo grabaron junto a Claudio Iuliano, en guitarra, Mario Gusso en batería, Lucas Nikotian al piano, y músicos invitados. Para el show sumaron a Laura Alonso, de Babel Orkesta, y a otros músicos que no fueron parte de la grabación: Bruno Delluchi y Eliana Luini ¿por qué motivos eligieron a estos músicos?

Fede: Para mí lo principal, desde el punto de vista musical, es poder comunicarme con la otra persona en el mismo lenguaje. Por eso, en la elección influyó obviamente la calidad musical pero también lo humano y después, algo que para mí no era menor: que todos fueran padres. Lucas, que no llegó a formar parte de las presentaciones en vivo porque fue papá recientemente, había hecho antes un disco de música para chicos, pero el resto no tenía hasta ahora experiencia en este universo. De todas formas, lo que nos interesaba era que sí tuvieran hijos porque hay muchas cosas de la propia relación padres-hijos que nos interesaba supieran de qué iba. Hay que aclarar que en todo lo que se escucha en el disco tiene mucho mérito el trabajo de todo el grupo que grabó, cada músico laburó mucho con su instrumento, sobre las ideas que teníamos, aportando cada uno lo suyo.

Pablo: Les abrimos las puertas para salir a jugar.

Fede: Totalmente, y fue genial. Así grabamos el disco, y así también surgieron las ganas de invitar a participar a otra gente.

Pablo: Hoy somos siete compartiendo el espacio en el escenario y es un lujo, yo personalmente lo disfruto mucho.

¿Por qué calefones paseando? 

Pablo: ¡Ah, porque este es un loco!

Fede: La frase ‘original’ es patear calefones.

Pablo: Pero pasearlos nos pareció más romántico, ¿de qué tienen la culpa los pobres calefones como para que salgamos a patearlos?

Fede: Fue un nombre que elegimos desde el absurdo. De la ‘sanata’. Era algo que estaba ahí dando vueltas y se terminó quedando.

Pablo: Lo de la ‘sanata’ es algo que nos gusta mucho y que también está presente en el show. Es un juego de palabras que crea todo un universo que a cada uno lo lleva a donde quiere, y son muchos universos. Son, como cantamos en “Historia de tres cositos”: cuántas cosas que no vemos, cuántas que desconocemos. Ya sabés que están por No sé dónde y Andá a saber; cosas que no sabemos bien qué son pero que juntas hacia algún lugar te invitan a ir.  


Capitán Sanata presenta “Paseando Calefones”. Sábados 16, 23 y 30/07 en Sala Siranush (Armenia 1353, Palermo). Entradas, desde $ 170 por entradauno.



PLANETA SANATA
Capitán Sanata son el actor Pablo Miguel Herrero (voz) y los músicos Federico Meier (bajo y coros), Claudio Iuliano (guitarra y cuatro) y Mario Gusso (batería y percusión): cuatro talentosos artistas padres autodefinidos como ‘tipos audaces’. Federico y Pablo son los autores de todas las letras del disco debut de la banda, Paseando Calefones, del que Federico, además, fue responsable de la dirección y producción musical y donde también los acompañó, como músico invitado, otro talento musical argento: Lucas Nikotian (piano, acordeón, melódica y teclados). En el vivo, al cuarteto original se suman la genial Laura Alonso (coros), Bruno Delluchi (teclados) y Eliana Luini (vientos, percusión y juguetes). Con humor, con ingenio, con irreverencia y mucha, mucha, onda, los siete sanateros juegan el juego de ponerle música a los días de la infancia.
Más info en: Facebook (CapitanSanata), Twitter (@Capitan_Sanata), Instagram (capitán_sanata) y YouTube (Capitán Sanata).

Tags: Los Cazurros, Pablo Herrero, Capitán Sanata

Comentar

Compartir

Separador
Separador

Notas relacionadas:

2015-12-01 | Música

Del lado del asombro

2016-01-04 | Música

Risas que son canciones

2016-05-01 | Música

Música para jugar (y soñar)

Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2017 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados