Agenda


Hoy, Martes 18 de Diciembre

ver día completo

Separador

Cachorrito, no te aburras

Gabriela Keselman – Natalia Colombo. Edelvives.

Comentar

Cachorrito_no_te_aburras.jpg

El texto comienza así: “Cuando cachorrito salió a jugar, tenía los rulos secos. Y, cuando entró, sin jugar, tenía los rulos mojados”. La ilustración nos muestra que llueve. Cachorrito se aburre y su mamá le dice que juegue hasta que pare de llover. De este modo pasa de ser brujo a detective, de cocinero a campeón olímpico.

La originalidad del relato está en la descripción del juego y su posterior nombre. Por ejemplo: “Cachorrito pasó por la sala. Agarró su muñeco de trapo, lo revoleó por el aire y lo arrojó a la lámpara del techo”. Eso es jugar a ser campeón olímpico.

Hay una extraña (según cómo se mire) manera de jugar que va aumentando el humor y hace que el lector se sienta cómplice del aburrimiento de Cachorrito, que se pone triste porque no lo entienden hasta que su mamá decide jugar con él.

El mundo adulto y el mundo de los más chiquitos en principio parecen paralelos. Luego se integran y este cuento se llena de ternura.

La escritura de Gabriela Keselman es cómplice del lector y Natalia Colombo anticipa hechos, completa la expresión y refuerza los estados de ánimo.

S. C.

Tags: literatura infantil, libros, Edelvives, Natalia Colombo, Gabriela Keselman

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados