Agenda


Hoy, Domingo 09 de Diciembre

ver día completo

Separador

Celeste y el Pitogüé

Mempo Giardinelli, ilustraciones de Natalia Colombo. Loqueleo.

Comentar

celeste_y_el_pitogue.jpg

Ya conocemos a Celeste gracias a historias anteriores. Por ejemplo, aquella en la que descubre un yuyo que resulta ser el rey del jardín y se queda mucho tiempo observando como esa flor gira su cara al compás de la rotación del sol (Celeste y el girasol). También aquella en la que caminando con su padre encuentra una dinosauria, con cintita rosa en el cuello y aros, que come hojas grandes (Celeste y la dinosauria en el jardín). Celeste y el lapacho que no florecía es el relato de un árbol que su papá y su mamá plantan en Chaco cuando ella es bebé y con los años da una sombra hermosa pero nada de flores. Le hacen hechizos para que florezca y nada. Hasta que Celeste dice que hay que dejarlo en paz.

En este nuevo libro, Celeste encuentra un pitogüé herido en el jardín. Le habilitan un hospitalito con una caja en el baño, le ponen agua y semillas de sésamo. Pero un día, “bichofeo” recupera su canto y se va por la ventana. Como en todas las historias, Celeste tiene la respuesta tranquilizadora para los adultos que se preocupan por lo que ocurre.

Toda la serie es recomendada a partir de cinco años.

S.C.

Tags: Loqueleo, literatura infantil, libros, cuentos, Mempo Giardinelli, Natalia Colombo

Comentar

Compartir

Separador
Separador
Separador
 
Separador
Separador

© Copyright 2018 Planetario Producciones SRL | Todos los derechos reservados